neem

BENEFICIOS DE EL NEEM 

 

Se le conoce en La India de donde es originario como "La farmacia del pueblo”, ya que mejora las condiciones de enfermedades y desordenes desde la mala dentadura y llagas hasta úlceras y malaria.

La variedad de usos del Neem para tratar enfermedades humanas, revitalizar el sistema inmunológico y fortalecer la salud es casi inagotable. El Neem es posiblemente uno de los más poderosos purificadores y desintoxicantes de la sangre. Cientos de enfermedades mejoran favorablemente con aplicaciones adecuadas de Neem. 

La Corteza, las semillas, las hojas, los frutos y el aceite del árbol de Neem contiene substancias responsables de los excelentes beneficios de esta planta excepcional. Entre las cualidades terapéuticas podemos destacar: Antiviral, Antipirético, Antiansiedad, Antimicrobial, Antinflamatorio, Antielmítico, Antifúngico, Antitumora, Estimulante del Sistema Inmune, Antibacterial, Analgésico.

La propiedad más importante del Neem, es que revitaliza el sistema inmunológico a todos los niveles y ayuda al cuerpo a combatir infecciones antes incluso de que el sistema inmunológico sea requerido.

 

Diabetes
Tratamientos con extractos de neem consigue que los insulino dependientes puedan disminuir la dosis de insulina y en algunos casos, que el páncreas se normalice y puedan prescindir de ésta. En diabéticos no insulino dependientes se están obteniendo resultados espectaculares, pues aunque el control de la alimentación sigue siendo importante, con el tratamiento del neem en gotas y capsulas de hoja se está consiguiendo que la diabetes desaparezca o se controle por medios naturales en la mayoría de los casos.

 

Cáncer
Los polisacáridos contenidos en el extracto de Neem resultan muy eficaces en la reducción y disolución de tumores.

 

Enfermedades Cardiovasculares
El neem previene el riesgo de padecer infartos. Evita la coagulación de la sangre (formación de trombos), reduce el colesterol, regula los latidos y también regula la presión arterial. Un compuesto activo del extracto de hojas del neem, es vasodilatador, por lo que ayuda a reducir la presión arterial.

En Colombia, donde la palabra insecticida es sinónimo de toxicidad y contaminación, causa mucha curiosidad el neem, que se presenta como productor de un insecticida vegetal que controla insectos, nemátodos, babosas, virus y hongos en plantas y además se utiliza para alimentar el ganado, como medicamento para combatir las lombrices intestinales en humanos y aun para preparación de licores.

¿Cómo se podría explicar esta doble función de veneno y alimento?. Este árbol se siembra en la India desde hace más de 300 años y en la actualidad existen más de 18 millones de árboles con potencial para producir unas 11 millones de toneladas de aceite.

A pesar de que en la India, desde tiempos inmemoriales, se utiliza como insecticida y alimento, hace solo 30 años se realizaron los primeros ensayos científicos que confirmaron su acción insecticida; posteriormente se confirmó que no es tóxico ni para el hombre ni para los animales.

En la actualidad existen más de 800 artículos publicados sobre la propiedades del neem, su acción insecticida, nematicida y sobre los procesos bioquímicos de su funcionamiento.

Los extractos de neem actúan, en los insectos, como antialimentario, inhibidor de crecimiento, prolonga las etapas inmaduras ocasionando la muerte, disminuye la fecundidad y la oviposición, disminuye los niveles de proteínas y aminoácidos en la hemolinfa e interfiere en la síntesis de quitina.

 

Estas características hacen que las sustancias obtenidas del neem no funcionen como tóxico sino que intervienen en los procesos químicos y fisiológicos de los insectos.

 

neem molido